Trending

Mujer salió a una cita a ciegas y regresó su a casa en una silla de ruedas: “Casi fue mi final”

Kiaha Kurek, no le hizo caso a la “redflags” y pasó el peor de los momentos de su vida

Kiaha Kurek, no le hizo caso a la “redflags” y pasó el peor de los momentos de su vida

En la actualidad es muy común tener citas a ciegas para relaciones amorosas, una situación que puede ser o muy buena o a veces, más desastrosas y desagradables de lo que cualquiera pueda imaginarse.

Suele ser aun más peligrosa si no se conocen datos exactos de la persona con la que te vas a citar y fue lo que le ocurrió a una joven estadounidense, quien en su cita a ciegas tuvo un accidente automovilístico que casi le cuesta la vida por la inexperiencia de su conductor.

Kiaha Kurek, una joven de 35 años y residente de Hawai, no le hizo caso a la “redflags” y pasó el peor de los momentos de su vida tras haber salido con alguien que conoció por Internet, terminó en un lamentable accidente automovilístico.

Este accidente la dejó en silla de ruedas durante un buen tiempo. Hoy aún se lamenta, retratando como “la peor cita” de su vida, reseñó Upsocl.

Una cita peligrosa

A través de varios videos de TikTok, uno de ellos con más de 3,4 millones de visualizaciones, Kiaha explicó todo lo que le sucedió en 2012 y que conoció al sujeto a través de Plenty of Fish.

En la salida, destacó que todo iba bien salvo por un factor importante, el auto del hombre, tenía un cinturón de seguridad que solo salvaba la parte baja del cuerpo y dejaba el pecho descubierto, sin duda esto le llamó la atención al principio, pero terminó pasando por alto.

“Recuerdo estar sentado en el automóvil, ver los faros que venían hacia mí y pensar: ‘Este es el final’”, comentó.

Esta situación terminó en tragedia, pues la joven en el accidente se había roto la pelvis, varias costillas y su pierna había quedado por completo destrozada, por lo que le tuvieron que hacer cirugía reconstructiva, terminando con muchas cicatrices que luego decidió tapar con un tatuaje.

Afortunadamente logró recuperarse tras un año de tratamiento, con un andador después de la silla de ruedas, muletas y un bastón.

Tiempo después del accidente, Kiaha se enteró que la persona con la que estuvo le había mentido y tenía 19 años en vez de 24, además había obtenido su licencia recientemente.

Tags

Lo Último