Trending

Carlos reaparece y experto en lenguaje corporal revela detalle clave en la sonrisa del rey

El detalle que sorprendió en la reaparición del rey Carlos

Carlos reaparece y experto en lenguaje corporal revela detalle clave en la sonrisa del rey

La ansiada aparición pública del rey Carlos III generaba mucha expectación tras varias semanas de compromisos oficiales pospuestos porque se está sometiendo al tratamiento contra el cáncer diagnosticado tiempo atrás. Días atrás, se confirmaba que el monarca estaría presente en la misa del Domingo de Pascua en la Capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor, un paso que ha dado y que es muy importante para su recuperación.

El rey Carlos III reaparece en la misa del Domingo de Pascua en la Capilla de San Jorge

Es una tradición muy importante dentro de la familia real británica, pero en esta ocasión ha estado marcado por la ausencia de los príncipes de Gales, William y Kate, y sus tres hijos. Aunque sí estuvieron presentes los duques de Edimburgo y su hijo James. Una reunión religiosa donde el monarca se mostraba muy sonriente y atento con los ciudadanos que querían saludarlo, dejando que su lenguaje corporal hablara por él.

Así, en este Domingo de Resurrección, Carlos III sabía que todos los focos estarían sobre él y sobre su regreso a la vida pública tras casi dos meses apartado. De ahí que con sus gestos también quisiera apoyar el mensaje de tranquilidad y estabilidad que avisó cuando anunció su terrible enfermedad. Lo corrobora Judi James, experta en lenguaje corporal, que ha conversado con el medio “The Fabulous”, sobre el hijo de la reina Isabell II y su mensaje de “tranquilizar al pueblo”.

Recomendados

Una experta en lenguaje corporal analiza los gestos del monarca británico tras casi dos meses sin compromisos reales

“Utiliza gestos clave y rituales de lenguaje corporal para tranquilizar a una nación que ha estado preocupada por su salud”, revela la experta en el citado medio. Unas palabras a las que agrega el simbolismo de sus movimientos en su visita a Windsor. “Primero está su sonrisa. No hay ningún rictus o mueca que pueda sugerir un esfuerzo por producirla”, afirma acerca de su gestualidad natural.

Además, también agrega que, desde el momento en que el rey sale del vehículo, lo hace con mucha firmeza. “Su boca se abre en una sonrisa radiante y congruente”. “Sus mejillas están levantadas y redondeadas, a pesar de que su rostro está un poco menos relleno y los surcos a los lados de su boca y en sus mejillas producen el efecto de ‘corona’ que indica un genuino buen humor”, concluyó.

Tags

Lo Último