Trending

¡Increíble!: Zarpó de México y pasó dos meses a la deriva en el océano con su perrita: esto lo salvó

Una tormenta dañó el barco de Tim Shaddock, de 51 años, quien viajaba con su perra Bella.

El australiano iba hacia la Polinesia Francesa.

Digna de una historia de película, así es el relato de supervivencia del australiano Tim Shaddock, de 51 años, quien fue rescatado en el océano Pacífico tras permanecer dos meses a la deriva. Su única compañía fue su perrita Bella. Ellos zarparon desde La Paz, en el estado de Baja California Sur, en México con destino hacia la Polinesia Francesa, pero una tormenta acabó con sus planes y casi que con su vida.

En abril, el marinero salió desde las costas mexicana en su velero, pero semanas más tarde todo el panorama en su vida cambió. Una fuerte tormenta dañó la embarcación, así como el sistema de comunicación y electrónico, porque lo que no pudo pedir auxilio. Solo aferrarse a la esperanza de ser encontrado a tiempo.

Dos meses más tarde, el milagro se materializó el pasado 12 de julio, pero fue hasta este lunes 17 de julio que se conoció la noticia a través del portal 9News en Australia. Un barco atunero mexicano ‘María Delia’, que iba acompañado con un helicóptero se percató del barco de Shaddock, originario de Sidney, por lo que de inmediato le prestaron la ayuda para rescatarlo. Lucía mucho más delgado, al igual que su perrita. También su barba era abundante.

Lo que lo salvó de morir

Shaddock fue evaluado por médicos para certificar su estado de salud, y uno de los galenos afirmó que, a pesar de pasar dos meses en medio del océano, tenía “signos vitales normales”. Logró mantenerse a salvo gracias a los conocimiento de supervivencia que tenía.

El marinero vivió Shaddock sobrevivió durante dos meses comiendo pescado crudo, bebiendo agua de lluvia y escondiéndose del sol bajo un dosel en la pequeña embarcación. Uso su caña de pescar para poder atrapar a los peces.

“Solo tengo equipo de pesca, equipo de supervivencia. (...) He pasado por un calvario muy difícil en el mar y solo necesito descansar y comer bien porque he estado mucho tiempo solo en el mar. No he tenido suficiente comida durante mucho tiempo. Tengo muy buena medicina, me están cuidando muy bien”, contó Tim en la embarcación de rescate, que zapó de nuevo hacia las costas de México.

Al hombre solo le vendaron alrededor de los dedos de los pies y otras áreas de los pies. No presentó ninguna enfermedad grave o lesión que comprometiera su vida. Ahora está “consciente, hablador y comiendo comidas pequeñas”.

Mike Tipton, profesor de fisiología en el laboratorio de ambientes extremos de la Universidad de Portsmouth en Inglaterra, afirmó a Sky News que su milagro es “una combinación de suerte y habilidad” porque “estaba en un ambiente cálido, por lo que no necesitaba preocuparse por la hipotermia”, publicaron en el diario The Guardian.

“Casi todos los viajes largos de supervivencia ocurren en aguas cálidas”, aseveró el docente universitario, quien acotó que Tim “tenía un suministro de agua de lluvia fresca. Hizo lo correcto al minimizar la actividad en la parte más calurosa del día para reducir la sudoración”.

A esto se le sumó la invaluable compañía de su perrita Bella: “Esto también pudo haber marcado la diferencia en su supervivencia. (...) Tenía compañía. Una vez que tienes suficiente comida y agua, creo que el perro tiene una ventaja”, agregó Tipton.

Tags

Lo Último