Trending

Papá sorprende a su hijo con el celular en la madrugada y lo obliga a jugar 17 horas como castigo

El hombre detuvo el castigo cuando el niño se puso a llorar y prometió reducir el tiempo que pasa viendo el celular

El hombre vio que su hijo estaba viendo el teléfono en su cama en lugar de descansar, quiso darle esta particular lección

Los celulares son la maravilla en el mundo, pero resulta que este dispositivo resulta ser adictivo para los niños que les gusta ver videos y jugar.

Esta situación ha generado problemas a los padres a quienes les cuesta controlar las horas en las que los niños están sometidos al dispositivo móvil.

Pero el caso del Sr. Huang es muy particular y se hizo viral por lo creativo de su castigo para que su hijo aprendiera que las horas de descanso no son para jugar con el celular.

El hombre vio que su hijo estaba viendo el teléfono en su cama en lugar de descansar, quiso darle esta particular lección como último recurso para que aprenda.

17 horas de juego

Lo encontró viendo el celular en su cama a las 1 am, cuando en realidad debía estar descansando, por lo que decidió darle un castigo especial.

El Sr. Huang detuvo el castigo cuando el niño se puso a llorar y prometió reducir el tiempo que pasa viendo el celular

Al niño de 11 años su padre no le quitó el teléfono; por el contrario, lo sacó de la cama y lo obligó a jugar videojuegos durante 17 horas sin interrupción, ni siquiera para dormir.

De este modo, el pequeño de la ciudad de Shenzhen en la provincia de Cantón tuvo que jugar sentado en una silla mientras seguía vistiendo pijama, reseñó el portal Upsocl.

“Entonces mi papá se enteró. Entonces mi padre me castigó. Déjame jugar lo suficiente. Juega hasta vomitar”, escribió el niño en una nota según Daily Mail.

Un castigo grabado

“Bueno, me despertaron varias veces. Va a ser todo el día de todos modos. De 1 a.m. a 6 p.m. Acabo de jugar durante 17 horas”, agregó.

El Sr. Huang detuvo el castigo cuando el niño se puso a llorar y prometió reducir el tiempo que pasa viendo el celular.

El hombre grabó parte del castigo y lo publicó en la red social china Douyin, explicando que usó este método como último recurso y desaconsejó a otros padres.

Tags

Lo Último