Trending

La increíble historia del perrito que encontró a su dueño de 84 años y lo esperó en la puerta del hospital

El fiel acompañante de cuatro patas ayudó y ubicó a su dueño tras arduos intentos de búsqueda

Palomo, perro de dos años de edad

Esta historia de amor canino ha generado comentarios positivos desde que se hizo viral en el Estado de Sonora en México, Don Goyo fue salvado por su perro, Palomo.

Según el reporte de la Fiscalía General del Estado de Sonora, Don José Gregorio de 84 años de edad fue encontrado por su mascota que ayudó en la búsqueda en una zona alejada de la población a 3 kilómetros de distancia de su casa.

Don Goyo tiene su perro guardián

Desde el 27 de noviembre fecha en la cual el abuelito fue visto por última vez en su hogar en la colonia de Cuervitos perdiendo rastro de su camino, no pudo regresar y se extravió. Luego de siete días a la deriva su perro guardián lo encontró con ayuda del cuerpo policial.

La desaparición del anciano fue reportada por un familiar directo, Ramona, su sobrina, acudió a la Unidad de Atención Temprana de Cumpas para formalizar la denuncia. Cuenta la mujer que su tío había ido de visita a pueblos cercanos por un par de días como siempre lo ha hecho por lo que no le pareció extraño.

Ramona se preocupó al pasar los días porque recordó que su tío había tenido lapsos de pérdida de memoria.

Palomo ayudó a encontrar a su dueño

No solamente participó en la búsqueda Palomo sino también la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC), Guardia Nacional, Policía Municipal, Unidad Municipal de Protección Civil. Todos ayudando a encontrar a Don Goyo.

Palomo esperando a su dueño

Siete días después de su desaparición, específicamente el 4 de diciembre, ayudó la mascota de Don José Gregorio; Palomo, un canino de raza callejera y de apenas dos años de vida, encontró a su amo.

Don José Gregorio fue encontrado 7 días después de su desaparición

El hombre fue trasladado a un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para tratarle la deshidratación y desnutrición causada por pasar tantos días en la intemperie.

Palomo nunca abandonó a su amo y lo esperó a las afueras del centro hospitalario para irse juntos a su casa.

El amor incondicional de su mascota permitió que Don Goyo se reencontrara con su familia, pues fue “Palomo” que condujo a las autoridades hasta donde se encontraba Don Gregorio”, finalizo la Fiscalía de Sonora.

Tags

Lo Último