Series & chill

‘Horizonte profundo’: ¿en qué historia real se basa la película en tendencia en Netflix?

El largometraje, estrenado en 2016, llegó recientemente a la plataforma de ‘streaming’.

Escenas de la película 'Horizonte profundo'

Horizonte profundo es la nueva película de acción que arrasa en Netflix y es fácil entender la razón: tiene explosiones, impactantes escenas y personajes heroicos encarnados por actores famosos.

Sin embargo, a diferencia de otros largometrajes de desastres, el proyecto dirigido por Peter Berg dramatiza uno de los peores desastres medioambientales ocurridos durante las últimas décadas.

Con un elenco de lujo encabezado por Mark Wahlberg, el filme sigue a un grupo de personas atrapados en el aterrador colapso de la plataforma petrolera Deepwater Horizon ocurrido en 2010.

Aunque inspirada en hechos reales, su guion se fundamentó en un reportaje sobre el incidente escrita por los periodistas David Barstow, David Rohde y Stephanie Saul para The New York Times.

Escenas de la película 'Horizonte profundo'

El artículo se publicó meses después al desastre y sirvió como base para el guion escrito por Matthew Sand y Matthew Michael Carnahan que narra las últimas horas de la instalación petrolera.

La historia real que inspiró la película Horizonte profundo

Construido por Hyundai en 2001, el Deepwater Horizon era una Unidad Móvil de Perforación Marina semisumergible o MODU diseñado para extraer crudo de entornos de aguas ultraprofundas.

Se trataba de uno de los más avanzados de su clase, capaz de movilizarse en donde se hallaran depósitos y también de realizar posicionamiento dinámico, de acuerdo a la revista Wired.

A 400 kilómetros al sur de Houston, la plataforma hizo historia al lograr la perforación del pozo petrolero más hondo de la historia con una profundidad de 10.683 metros en septiembre de 2009.

Meses después, lo hicieron con la tragedia. El 20 de abril de 2010, una detonación sin control desató una cadena de estallidos luego de que una presión anormal se acumulara en el tubo de perforación.

Según el medio citado, una burbuja de metano fue disparada hasta la columna, lo que ocasionó una serie explosiones mientras se expandía. En ese momento, unas 126 personas estaban a bordo.

Entre los tripulantes, irónicamente, se encontraban los ejecutivos de Deepwater, quienes estaban festejando cumplir unos siete años sucesivos sin haber sufrido ninguna clase de accidente peligroso.

A causa de la velocidad de las detonaciones, tuvieron pocos minutos para abandonar la plataforma. Lamentablemente, 11 de ellos no lo lograron y murieron. Otros 17 terminaron heridos.

Escenas de la película 'Horizonte profundo'

Tras el reventón, Deepwater Horizon estuvo en llamas por más de un día. Al final, el 22 de abril de 2010, la plataforma petrolera terminó hundiéndose en las aguas del Golfo de México.

Al momento de la catástrofe, la instalación -propiedad de la suiza Transocean- era operada bajo arriendo por British Petroleum (BP). En ese entonces, se supo que la seguridad había despertado alarmas antes.

De hecho, según Wired, analistas descubrieron que la empresa madre contaba con un número de accidentes en ascenso. Aparte, el técnico en electrónica Mike Williams (encarnado por Wahlberg en la película) atestiguó que había comunicado su preocupación por la seguridad antes del desastre.

El incidente causó que aproximadamente 780 millones de litros de petróleo se derramaran. En total, unos 180 000 km² de océano fueron afectados. También sufrieron ecosistemas y la vida animal.

Mientras se hacían intentos fallidos para cerrar la abertura, numerosos esfuerzos para controlar el derrame y sacar el petróleo del agua, el crudo emergió del pozo durante unos 87 días.

La fuga logró cerrarse el 15 de julio. No obstante, no fue sino hasta septiembre que la Guardia Costera de los EE. UU. declaró que el pozo estaba “muerto” de forma oficial tras bombear cemento.

Escenas de la película 'Horizonte profundo'

Los resultados de la investigación revelaron que BP era el principal responsable del desastre; no obstante, también se señaló a Transocean y al contratista Halliburton como culpables.

Al último se lo acusó por usar cemento defectuoso en el pozo. A pesar de eso, se llegó a la conclusión de que BP adoptó un conjunto de decisiones que liaron el proceso de cementación.

De acuerdo al informe final, citado por la revista, “agregaron riesgos y pueden haber contribuido al fracaso final del trabajo de cementación”, lo que permitió que el oro negro se regara en el mar.

Hasta el presente, el desastre de Deepwater Horizon es considerado uno de los mayores derrames de petróleo marino en la historia y una de las peores tragedias en una plataforma petrolífera.

Tags

Lo Último