Series & chill

Shakira fue “víctima de las flatulencias” de Jaime Bayly en vuelo de Miami a Madrid: “No me juzguen”

El escritor Jaime Bayly contó desde Lima la anécdota con la cantante en un avión de Iberia

Shakira y Jaime Bayly.

Una historia característica de Jaime Bayly fue una en la que Shakira fue víctima de él. Sí, de él y de su organismo. El escritor está en Lima para participar en la Feria Internacional del Libro de Lima, donde estará presentando en la Ciudad de los Reyes su libro Los Genios. Bayly ubicó el acontecimiento “en un vuelo de Iberia entre Miami y Madrid”. Lo contó en un video de su canal de Youtube. “Fui un viejo, gordo, pedorro y ella se defendía con perfumes de Cartier, de Carolina Herrera”, explicó.

“Mi esposa me avisó que ella estaba en el avión”, dijo Jaime Bayly. “Cuando regresó, no me saludó, yo pensé que no me había visto, está en lo suyo. Al yo regresar del baño estaba con una niña tomándose una foto, y yo esperé, me vio, nos saludamos y nos dimos un gran abrazo. Sentí que me quería”, comenzó contando.

Te puede interesar: Jaime Bayly destroza a Shakira: “Las que aman su canción son mujeres despechadas y malqueridas”

El escritor reveló que estuvo conversando con Shakira durante aproximadamente 40 minutos. “Le conté la historia de Los Genios, ella fue muy cercana a Gabo, no conocía la historia. Le presenté a mi esposa, Silvia, y a mi hija Zoe. Las saludó”, narró. “Aquí viene la parte viciosa de la historia”, agregó. El video completo puede verse en este enlace.

“Yo cuando vuelo no me privo de nada”

Bayly indicó que cuando vuela no se priva de nada. “Cuando vuelo no me privo de nada. Si me ofrecen comida me la como toda, la entrada, el plato de fondo, si son dos postres me los como los dos, el pan, si es integral, blanco, el aceite de oliva, me como el snack, pido te, café (...) Luego ocurre, con perdón, pido disculpas, no quiero ofender la sensibilidad de nadie, que mi cuerpo es sometido a esa presión, mi organismo empieza a producir ventosidades, soy una máquina de producir flatulencias”, reveló.

“En vuelo trasatlántico yo soy una máquina de expeler flatulencias. Entonces es una comida que ingerí en el avión, cuando empezaron a atacarme las primeras ventosidades tuve que tomar una decisión capital. Las reprimo o las dejo salir, porque a centímetros de mí, estaba una diva. Estaba a un paso, o a dos y me quiere todavía, me perdonó las críticas de la canción”, narró el escritor con toda su chispa.

“Empecé a despedir flatulencias, estuvo muy mal”

El escritor pidió disculpas a Shakira. “Empecé a torturarla con esos aires viciados, y ella detrás, abandonada por su novio, con sus dos hijos atrás durmiendo (...) qué hizo entonces Shakira. Por cada flatulencia que yo despedía, ella sacaba un perfume y empezaba a rociar la cabina del avión. Su aire, hasta el mío y los colindantes y vecinos”, contó.

Tags

Lo Último