No memes

“Es detestable”: de cómo Jennifer Lawrence pasó de ser una gran estrella a ser la más odiada

La actriz ya no es tan popular como lo era en 2014 y ha obtenido el odio del público más fracasos continuos de taquilla.

Jennifer Lawrence en el Festival de Cannes

Hace once años, Jennifer Lawrence era la ‘Cool Girl’ (en su acepción más problemática, la de ‘Perdida’) del momento. Sus caídas, su torpeza y sus salidas la hacían cercana al público. El problema, es que comenzó a ver que sus caídas eran “planeadas” y luego de la caída de Harvey Weinstein y de comentarios luego de su regreso en 2021, la gente la ve como “arrogante” e incluso la detestan.

Ahora, sus últimas películas han pasado inadvertidas, cayendo así de la gracia del público.

¿Cómo pasó esto? Luego de caerse en los Oscar de 2014, mucha gente comenzó a pensar que sus reacciones eran actuadas. Pero su declive comenzó realmente cuando se quedó callada con el asunto de Harvey Weinstein, denunciado por muchas actrices por comportamientos abusivos. Ella lo llamó “una figura paternal” y no se pronunció al respecto.

Eso, a pesar de hacer ensayos feministas después.

Quizás también pasó luego de su regreso en 2021. Ya no tenía esa personalidad ligada a la chica “cool” y de hecho, ella explicó que no sabía cómo actuar o comportarse por estar tan nerviosa y al ser tan joven en premieres y junkets.

Sin embargo, fue criticada por regañar a un periodista en los Globos de Oro.

Pero eso no hizo excepción para sus comentarios más polémicos. La funaron ampliamente por decir que fue la primera heroína de acción del cine, cuando ya existía gente como Michelle Yeoh. Tuvo que disculparse.

También, fue muy mal tomado el hecho de que en una entrevista con Adam Sandler hablara de que era ruda con la gente que le pedía fotos y les contestaba mal.

“Ya cuando había logrado lo que se había propuesto, así que empezó a abrir su gran boca”, expresó el crítico Krystoff Rascynski.

Esto también pasó cuando contó que se rascó con piedras sagradas grabando ‘Los Juegos del Hambre’, o cuando con Seth Meyers confesó oronda que mojó con una cerveza a una persona a la que luego hizo llorar.

Ahora, hablar mal de su padre por ser republicano, y en las 74 preguntas de Vogue la gente la criticó porque apenas “fue amable”. Y se filtraron, además, comentarios de la filmación de “No mires arriba”, donde apenas se aprendía sus líneas y era despótica con el staff.

Hay quienes también la cancelaron por meterse con Liam Hemsworth al seguir casada con Miley Cyrus.

“Ella está creando otra identidad”: hay gente que la defiende

La periodista Ellen Durney escribió una Think Piece al respecto de la imagen de la actriz. Afirma que ahora es más celosa y comedida de su privacidad y más honesta.

Y que por otro lado, ya se da el lujo de lo que quiere hacer.

“Es revelador que hasta ahora haya mantenido la promoción de estas películas al mínimo relativo, seleccionando generalmente un programa de entrevistas y una entrevista de revista de alto perfil por proyecto. Al limitar la información de la vida personal, los momentos memorables y los fragmentos extravagantes, el público simplemente tiene mucho menos que separar y escudriñar. Es libre de asumir el trabajo que le importa y, por lo demás, vivir una vida relativamente pacífica, libre de un escrutinio constante”, escribió.

Tags

Lo Último