No memes

“Pivot!”: repartidores no lograron subir un sofá y lo dejaron atascado en las escaleras

Los repartidores no lograron subir el sofá, así que lo dejaron atascado en la escalera y se fueron. El caso se volvió viral y los fans recordaron mítica escena de Friends

La imagen se volvió viral

“Pivot, pivot, pivot!!!”. Eso gritaba Ross en Friends en una de las escenas más míticas de la comedia, en donde junto a Rachel y Chandler intentaban subir sin éxito una sofá por las escaleras. Este hecho fue recordado por los fans en redes sociales, luego de un insólito caso ocurrido en Bournemouth en el Reino Unido.

¿Qué pasó?

Luke Ansell se cambió de casa y compró un sofá. Cuando llegaron los repartidores a dejarlo, pidió si lo podían instalar en el segundo piso de la vivienda.

“Llegaron aquí y les mostré dónde lo quería arriba. Dije que se veía bastante estrecho, pero me aseguraron que hacen entregas ajustadas todo el tiempo”, relató el hombre al diario británico Daily Mail.

“Solo dije ‘Oh, bueno, ustedes son los expertos’; después de todo, son una empresa de entrega, así que los dejé”, afirmó. Sin embargo, nada resultó.

“Lo trajeron, lucharon para pasarlo por encima de la barandilla y finalmente lo lograron. Pero luego se atascó, no pudieron subirlo ni bajarlo”, detalló Ansell.

Finalmente, los trabajadores le dijeron que se tenían que ir, así que iban a dejar el sofá allí. Además, le pidieron al hombre que firmara el documento de que habían entregado el sillón y que todo estaba bien, ante lo cual el dueño de casa se negó.

“Dije ‘no voy a firmar nada, el sofá está pegado a mi pared’. Tuvimos una pequeña discusión al respecto, y luego me sugirieron que cortara la barandilla para sacarlo”, aseguró Ansell.

“Toda la barandilla necesita ser reemplazada. La casa fue reformada recientemente. Nunca he experimentado algo así. Están tratando de hacer todo lo posible para salir de esto. Yo mismo dirijo negocios y nunca he tratado a un cliente así, es vergonzoso”, relató.

La respuesta de la empresa de los repartidores

Desde la BBC conversaron igualmente con Ansell, quien señaló que la empresa responsable negó lo acontecido y que dejaron de comunicarse.

Eso sí, luego le indicaron al citado medio que estaban investigando lo ocurrido y que le habían enviado un correo electrónico al cliente, poniendo en duda su versión de lo ocurrido.

Pese a esto, se mostraron dispuestos a reemplazar al sofá como “gesto de buena voluntad”.

Tags

Lo Último